Sileno y Dioniso (Bacanal)
Figura de Porcelana
Otto Poertzel
Alemania
38 x 30.5 x 20.5 cm
c1920

$16,000.00 más gastos de envío

Peso mexicano - MXN
  • Peso mexicano - MXN
  • United States dollar - USD
SKU: 9910 Categorías: , , Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Descripción

Otto Poertzel Porcelana Sileno y Dioniso Bacanal Baco Vino Alemania c1920

Figura de porcelana representando a Sileno y Dionisio diseñada por Otto Poertzel, en Alemania, alrededor de 1920. Tiene un solo daño, en una de las ménades, la de la extrema derecha de la figura, que ha perdido uno de sus brazos. Todas las otras piezas se encuentran en perfecto estado. Posiblemente elaborada en Scheibe-Alsbach pero no tiene sellos en la parte inferior por lo que no podemos asegurarlo.

Dionisio, el dios griego del vino, el éxtasis y la juerga, es un tema frecuente en la representación artística. En el arte griego, suele representarse como una figura joven y apuesto, a menudo coronado con una guirnalda de hiedra o pámpanos. Dionisio se muestra generalmente sosteniendo un tirso, un bastón coronado por una piña, y a menudo acompañado por sus seguidores. Estos incluyen a las Ménades, mujeres devotas conocidas por sus bailes salvajes y extáticos, y a los Sátiros, criaturas mitológicas con rasgos semejantes a los de los machos cabríos, famosas por su naturaleza juguetona y traviesa. Sileno, un sabio y anciano Sátiro que fue tutor y compañero de Dionisio, a menudo se representa como una figura jovial, a veces cabalgando sobre la espalda de un burro.

Los leopardos a menudo aparecen como criaturas poderosas y simbólicas, a menudo enjaezados o montados por el dios. Representan los aspectos indómitos y salvajes del mundo natural, reflejando la naturaleza desinhibida del propio dios. La presencia de leopardos subraya la estrecha conexión de Dionisio con el reino animal y las fuerzas primordiales de la naturaleza. Como un dios con una naturaleza dual, Dionisio tenía conexiones tanto con lo terrenal como con lo divino. En la mitología griega, los leopardos se consideraban criaturas capaces de tender un puente entre el mundo de los vivos y el reino de los muertos, destacando el papel de Dionisio como dios de la transformación, la regeneración y el renacimiento. La imaginería también sugiere una conexión entre las energías salvajes e indomables simbolizadas por los leopardos y el éxtasis desenfrenado experimentado por los seguidores de Dionisio durante sus rituales. Juntos, este animado séquito es un tema común en el arte griego antiguo, reflejando la asociación del dios con los aspectos alegres y desinhibidos de la vida, en particular el consumo de vino.

El arte que representa a Dionisio, Sileno y su séquito a menudo busca capturar la esencia de la juerga y la liberación del espíritu humano. Las escenas están llenas de celebraciones exuberantes, donde el vino fluye libremente, la música y la danza abundan, y los límites de las normas sociales y convenciones se difuminan. Estas representaciones artísticas celebran la idea de entregarse a los deseos y deleitarse en los placeres de la vida, como encarna Dionisio, cuyo culto estaba estrechamente ligado a los Misterios Dionisíacos, una serie de rituales religiosos secretos que celebraban las cualidades extáticas y transformadoras de la vida. El arte captura la esencia de esta juerga divina y sirve como un recordatorio de la importancia de abrazar los aspectos desinhibidos y apasionados de la existencia.

Recibe nuestro contenido más nuevo por correo electrónico

Miembros de 32 Reales - Arte y Antigüedades recibirán un newsletter semanal con artículos originales interesantes. !Únete al club ahora!

Detalles

Material/Técnica:
Porcelana
Medidas:
38 x 30.5 x 20.5 cm
Fecha/Epoca:
c1920

Pregunta o comentario

Estamos para atender cualquier duda o comentario que puedas tener de este tesoro. Llena la forma de contacto y te responderemos lo más pronto posible.

Enquiry Button for Product Pages